La sintonía, también llamada en coaching rapport, es una herramienta imprescindible para una comunicación efectiva con los demás. Viene a ser lo que comúnmente designamos con frases del tipo “tengo feelling”, “me da buen rollo”, “hay química”, “nos entendemos”… y describe el proceso por el que alguien logra acercarse al modelo de mundo de otra persona, generándose un nivel de confianza suficiente como para establecer y mantener una comunicación efectiva. Este proceso, usado de forma intuitiva por muchas personas, puede ser aprendido y practicado para mejorar la comunicación.

Estas son las claves:

  • Conseguir un entorno agradable a través de la elección de un lugar apropiado, con una temperatura óptima, sin interrupciones de teléfono o visitas. Aunque parezca obvio, es importante nuestro cuidado y aseo a la hora de generar ese entorno óptimo.
  • Igualar el lenguaje de nuestro interlocutor. No se trata de imitar al otro, sino tratar de entender sus palabras, recapitulando lo que ha dicho, parafraseando y animando al otro para que desarrolle su comunicación.
  • Igualar la corporalidad. Tampoco consiste en hacer una imitación artificial de la postura de nuestro interlocutor; es tomar conciencia de dónde me sitúo y cuál es mi postura, para adaptarme de manera natural a la postura del otro. En ocasiones, hablamos uno de pie y otro sentado, o en sillas de diferente tamaño, o uno inclinado y el otro echado para atrás, etc., pero estas posturas no generan sintonía con nuestro interlocutor. Para ello debemos acercarnos a la postura del otro para entender, desde ahí, cómo está y generar un acompasamiento natural.
  • Igualar la emoción. Se trata de comprender los sentimientos y las emociones del otro. No necesariamente hay que sentir lo que el otro ni dejarnos llevar por su tristeza o alegría. El objetivo es respetar cómo está el otro y no pasar por alto su emoción.
  • Respetar. Es muy importante para conseguir sintonía. Se refiere al hecho de aceptar al otro, comprender sus ideas sin juzgarlas, escucharle y aceptarle sinceramente aunque no se compartan sus ideas.

Si tú también quieres mantener relaciones auténticas y productivas en tu trabajo y en lo personal, pon en práctica estas herramientas para lograr una comunicación basada en la confianza.

 

Autora: María Teresa Gómez Checa

CS64 – Coach Profesional Senior Certificado