Francisco Blanes Monllor, autor del libro “Las 5 disposiciones del Lider: el modelo de Rafa Nadal”, nos comparte las experiencias que le llevaron a la creación de la obra.


La motivación que te puede impulsar a escribir puede tener diferentes pilares donde poder sustentarse, unos tienen que ver con aspectos referidos con lo que sucede fuera de uno mismo, mientras que otros tienen que ver con uno mismo. Cualquiera de las dos versiones no afecta en lo más mínimo al valor y calidad de lo escrito, aunque si afecta a lo que denomino “autenticidad”. Mientras uno describe de forma más o menos detallada un hecho, añadiéndole las necesarias descripciones complementarias, el otro describe lo que ha vivido en primera persona y las reflexiones y experiencias que esa vivencia le han producido.

En mi caso la escritura surge como una necesidad de aflorar sentimientos internos que de otra forma no sabía y no podía sacar. Hace ya bastantes años, no se conocía el alcance del impacto que el aspecto emocional tenía en las personas, de forma que la educación estaba muy sesgada por patrones de conducta, como por ejemplo la “masculinidad”. Ese mismo patrón propiciaba eso de que los hombres “ni lloran ni afloran sus sentimientos”. Tenías que permanecer impávido e inmutable ante los hechos que te sucedieran por muy dolorosos e insufribles que fueran, y ahí es cuando aparecían dos mundos contradictorios en mí. Por una parte el que me decía que tenía que comportarme de una forma impasible, sin mostrar ningún atisbo de emoción, y por otra, la que tenía una imperiosa necesidad de desnudar el alma, de contar lo que me producía eso que en ese momento me estaba pasando.

También es verdad que el escribir, tiene la ventaja de que hablas sin interrupción posible, por lo que resulta más sencillo conectarte con tus sentimientos, sobre todo para aquellos que, como yo, tienen dificultad para hacerlo debido a lo anteriormente expuesto.

Además existe una razón añadida más. De pequeño estuve en un estricto internado (años 60) en el que, en sus inicios, las cosas no fueron fáciles de llevar para mí. Esa situación propició el que desarrollara una buena capacidad para afrontar la situaciones y tirar hacia adelante, pero por el contrario, la mirada interna para reconocer mis sentimientos, no estuvo tan presente, quizás como forma de no ver el sufrimiento que en ese momento estaba experimentando.

Es por eso que ya en la adolescencia, la escritura se convertiría en el medio en el que yo podría detenerme y observarme y con ello, poder expresar lo que en mi interior sucedía y experimentaba, así como reflexionar acerca de ello.

Dice un proverbio japonés que “Nosotros somos el libro que nunca se acaba de escribir”, ya que a lo largo de la vida, todos pasamos por cosas que nos suceden todos y cada uno de los días. Esas cosas, por pequeñas que sean y, a poco que seamos reflexivos y observadores de nosotros mismos, nos pueden proporcionar experiencias y aprendizajes que nos pueden hacer personas más sabias y más auténticas.

Después de muchos artículos escritos y bastante de ellos publicados, me picó la curiosidad de andar un paso más y escribir un libro.

El proceso no ha sido fácil por varias cuestiones, unas accesorias y otras más esenciales.

Las esenciales tenían que ver con el tema sobre el que hablar, para ello, elegí  una temática que estuviera en sintonía con quien soy y con lo que hago. Me decanté por el tema del liderazgo, porque, aun siendo un tema muy recurrente, no por ello deja de ser actual. ¿Y cómo hacerlo diferenciador? …….. entonces fue cuando surgió la idea de comparar el mundo empresarial con el mundo del tenis. Vivo en esos 2 mundos y sé que son absolutamente similares. Ahora había que encontrar la forma de explicarlo y contarlo.

Luego vino el formato sobre el cual iba a desarrollar el libro. Ahí me encontré con 2 opciones, la primera responde al clásico formato de “Siéntate ahí y toma nota de los consejos que te voy a decir para resolver tu problema” que por otra parte, suele ser el formato más elegido, y la segunda opción se estructura entorno al formato de contar en primera persona vivencias y pensamientos alrededor de determinados hechos, como forma de provocar reflexiones que puedan ayudar a que cada uno encontrara sus propias respuestas.

Elegí la segunda porque, evidentemente, está más en sintonía con mi forma de ser y de ver la vida.

Luego, aspectos como la búsqueda de la editorial y todo lo relacionado alrededor de esas cuestiones, se tornaron más accesorios aunque no siempre tan sencillos de llevar a cabo.

Y por fin, después de mucha determinación y empeño, surgió la criatura en forma de libro:

LAS 5 DISPOSICIONES DEL LIDER: EL MODELO RAFA NADAL.

Francisco Blanes Monllor


ebook coaching

Escrito por Josepe Garcia
Creador del programa Vivir del Coaching

¿Estás pensando en emprender tu negocio de coaching pero no sabes por donde empezar?

¿Ya llevas un tiempo con tu negocio de coaching (coaching ejecutivo, coaching organizacional, coaching de equipos, coaching empresarial,…) pero sin obtener grandes resultados?


Descubre los 10 ERRORES más frecuentes cuando montas tu negocio de coaching y CÓMO EVITARLOS.

[amp-optin id=13809]