Transformación, tipos de innovación y ritmo.

La transformación de las organizaciones actuales en la implantación de la digitalización y de nuevos modelos de management está revolucionando nuestra manera de trabajar.

Nos enfrentamos a muchos tipos de innovación y gestionarlo con un ritmo adecuado es muy complicado.

¿Cuáles son los Tipos de Innovación?

Los tipos de innovación más comunes a los que nos enfrentamos son los siguientes:

Modelos de negocio, es decir nuevas formas en las que una organización crea, entrega y captura valor.
Servicios. Introducción de un servicio nuevo o significativamente mejorado que genera un nuevo valor para el cliente.
Disrupción. Innovaciones que desplazan a las empresas o industrias establecidas.
Avances. Innovaciones que generan un cambio de paradigma en la tecnología o la ciencia. Por ejemplo se nos avecina el 5G.
Organizaciones. Nuevas maneras en las que la gente gestiona y comparte recursos.
Resultados. Los trabajos que el cliente está tratando de hacer se utilizan como aportación al proceso de innovación.
Evolución o incrementación. Pequeñas mejoras continuas en productos existentes, servicios o procesos.

Como se puede comprobar todos ellos complejos y volátiles, evolutivos y líquidos. Esos tipos de innovación nos llevan a una transformación casi total de las organizaciones o morir.

Para mí una de las transformaciones más importantes que están generando estas innovaciones son las nuevas maneras de relacionarnos en las organizaciones, con gaps generacionales, de conocimiento y de necesidades muy diferentes, con relaciones de autoridad y poder muy opuestas a las anteriores, que implican ejercer liderazgos muy diferentes, casi diría, que el liderazgo ha muerto visto que en muchas de ellas es colectivo. Por lo que hasta nos tenemos que replantear la manera de relacionarnos, algunas de ellas totalmente novedosas.

Eso conlleva que si antes hablábamos de procesos de cambio ahora hablamos de procesos de transformación. No existe mucha diferencia entre un concepto u otro, simplemente que antes se sabia cual era el cambio, se visualizaba y ahora el cambio es más ambiguo visto que se va descubriendo en la propia transformación, lo que genera mucha más incertidumbre, pero al mismo tiempo placer porque la manera de conseguirlo es más creativa.

El ritmo y su gestión, contener las ansiedades que se levantan, siempre seguirá siendo el gran reto en estos procesos. La complejidad del comportamiento humano y sus variables son lo bonito y complicado de toda función directiva eficiente.

Yo diría que es imprescindible que el coach y el cliente estén al tanto y sepan gestionar el ritmo de transformación y al mismo tiempo estar abiertos a los diferentes tipos de innovación a los que nos enfrentamos hoy en día, no tratando de buscar en su mente referencias del pasado, enfrentándolas de manera creativa. Como diría Wilfred Bion: Sin memoria, ni deseo.

Manuel Seijo
Coach Ejecutivo Senior certificado por Aecop
Socio Director de Leister Consultores
Empresa asociada a AECOP Empresas


coaching

Escrito por Josepe Garcia
Creador del programa Vivir del Coaching

¿Estás pensando en emprender tu negocio de coaching pero no sabes por donde empezar?

¿Ya llevas un tiempo con tu negocio de coaching pero sin obtener grandes resultados?


Descubre los 10 ERRORES más frecuentes cuando montas tu negocio de coaching y CÓMO EVITARLOS.