Luis Ignacio Ballesteros, autor del libro “Coaching empresarial. Guía práctica desde una mirada científica.”, nos da una mirada muy personal de la creación de su obra.


Nunca me hubiera imaginado hacer una tesis doctoral sobre el coaching, y menos aún escribir un libro específicamente orientado al coaching empresarial. De alguna manera los últimos 7 años de mi vida han venido a mostrarme que la vida tiene sus propios planes. Ese fluir con la vida me ha llevado a hacer cosas que jamás hubiera imaginado. Por eso cada vez más invito a todo el mundo a que abra la mente y el oído a lo que la vida nos quiere decir en cada momento.

Un día me llegó la propuesta de escribir este libro de Coaching Empresarial

(Gracias Meritxell), sólo tuve que observar lo que sentía para darme cuenta de que era una buena oportunidad, la vida me estaba hablando. Reconozco que los primeros tres meses de escritura fueron los más duros. Tuve que adelantar el despertador todos los días 30 minutos y así generar un hueco adicional para esa tarea de enfrentarse al papel en blanco. Pero después de año y medio ya empecé a sentirme más orgulloso de lo que estaba naciendo de todo ese proceso. Ya he vuelto a poner el despertador en su hora original.

La primera pregunta que me hice para empezar el libro fue:

¿Qué libro me gustaría tener en mis manos que resuma todo lo que necesito saber sobre el coaching empresarial?

En definitiva, puse el foco como si el libro fuera a ser exclusivamente para mí. Esto me sirvió para disfrutar del proceso y para sintetizar al máximo los mensajes más importantes, sin intentar vender nada, siendo objetivo y mostrando con un carácter científico los hallazgos que creo deben ser conocidos por todo el mundo que trabaja en el entorno del coaching y de la empresa.

El coaching necesita beber de la excelencia. Y eso lleva tiempo y dedicación. Cuando emprendes un proyecto desde el cariño y la amabilidad, sabiendo que además es algo que puede ser útil para alguien, entonces la inspiración llega sola. Lo más difícil fue organizar la cantidad abrumadora de información que hay detrás de las investigaciones científicas de una manera digerible, sintética, didáctica y pragmática. En el fondo lo más complejo creo que es hacer de lo complejo algo sencillo, a eso me encanta dirigir mi talento, y es lo que trato de hacer como profesor en la Universidad, coach y formador en programas de liderazgo y comunicación.

Como ya he dicho en otras ocasiones, el coaching ya es una ciencia. Parece que a veces los coach profesionales hemos tenido el complejo de que sea una disciplina inacabada, demasiado inmadura o a veces percibida como dudosa, holística o espiritual. Yo soy muy espiritual, pero lo que requiere la empresa es que se hable en su mismo lenguaje, basando los argumentos en evidencias y utilizando el método científico para llegar a conclusiones fiables. Dicen que no hay más ciego que el que no quiere ver. Creo que estamos ya en el punto de superar la barrera de la credibilidad del coaching, pues efectivamente ya es visible, manifiesto y evidente que esta herramienta tiene resultados tangibles importantes a diferentes niveles de la persona y las organizaciones. Igualmente, no todo vale, hay límites y buenas prácticas que facilitan que el éxito de un proceso de coaching en la empresa sea mayor. Para mí, ya estamos enfrentándonos a nuevas preguntas, que no van tanto a si el coaching funciona o no, cuestión ya superada, sino a preguntarse qué hace que funcione mejor o cuáles son sus mayores beneficios.

En estos tiempos de incertidumbre, donde lo que hemos tenido que hacer es romper estructuras y plantear nuevos escenarios para adaptarnos al ritmo de los cambios, es y será cada vez más importante que apostemos por aprender a cambiar nuestra mirada. El coaching empresarial es la herramienta idónea para cambiar de mirada, para elegir nuevas realidades desde el paradigma de la libertad y empoderamiento del individuo. En el fondo, lo único que debemos hacer para vivir en esta nueva era, es saber que no somos nuestras propias gafas, y que podemos elegir la historia que nos contamos.

Ahora con el libro entre las manos, reconozco que tengo mucho que agradecer a la vida. Creo que el resultado no es mío, sino que ha nacido a través de mí. Ahora sólo me queda plantar el árbol y tener un hijo, o no, quién sabe, que sea la vida la que hable por mí.

Muchas gracias

Luis I. Ballesteros Sánchez

www.luisignacioballesteros.com
 
 


ebook coaching

Escrito por Josepe Garcia
Creador del programa Vivir del Coaching

¿Estás pensando en emprender tu negocio de coaching pero no sabes por donde empezar?

¿Ya llevas un tiempo con tu negocio de coaching (coaching ejecutivo, coaching organizacional, coaching de equipos, coaching empresarial,…) pero sin obtener grandes resultados?


Descubre los 10 ERRORES más frecuentes cuando montas tu negocio de coaching y CÓMO EVITARLOS.