¿Es un peligro la Inteligencia artificial para el coaching ejecutivo? ¿Pueden las máquinas hacer coaching mejor que un humano? Sin entrar en aspectos avanzados de la neurociencia, aquí descubrirás ideas para incorporar la inteligencia artificial en la disciplina del coaching ejecutivo.


El campo de la Inteligencia Artificial (IA, aunque como indica Enrique Dans la denominación correcta sería Machine Learning o Aprendizaje Automático) ha tenido una larga historia académica, habiéndose estudiado en carreras como la informática durante décadas. Sin embargo, en un breve periodo de tiempo, hemos asistido a la aparición de soluciones accesibles y fáciles de utilizar sin coste alguno.

No cabe duda de que el chat GPT-3 y sus posibles implicaciones han obtenido un amplio reconocimiento. Esta tecnología ha agilizado drásticamente el desarrollo de proyectos que antes se consideraban muy complejos, como el diseño gráfico, la redacción y la programación.

Pero ¿pone en peligro al coaching ejecutivo tal y como lo conocemos?

Es imposible prever con exactitud lo que nos deparará el futuro en los próximos años. Sin embargo, con los actuales avances tecnológicos, las posibilidades actuales son extraordinarias. La inteligencia artificial (IA) puede ser una herramienta útil para el coaching ejecutivo, pero no puede sustituir completamente al proceso de coaching en sí.

El coaching ejecutivo es un proceso personalizado que se centra en el desarrollo y crecimiento individual de una persona, y la IA no puede proporcionar, por ahora, el tipo de apoyo personal y el enfoque individualizado que caracterizan al coaching ejecutivo.

Además, el coaching ejecutivo involucra la creación de una relación de confianza y apoyo entre el coach y el cliente, y esto es algo que la IA no puede replicar. En última instancia, la IA puede ser una herramienta útil para facilitar este proceso, pero no puede sustituir al coach en sí.

¿Cómo puede apoyar la IA al coach?

En general, la IA puede ser una herramienta útil para el coach al proporcionar análisis y recomendaciones personalizadas, lo que puede ayudar al coach a enfocar el proceso de coaching en las áreas más relevantes para el cliente y a optimizar el tiempo y los recursos disponibles. Además, la IA también puede ser utilizada para realizar funciones similares a las de analizar, procesar y descubrir patrones, lo que puede ser útil para el coach al evaluar el progreso y el desempeño del cliente.

Conclusiones sobre la IA y el coaching

Es importante incorporar la inteligencia artificial en todas nuestras tareas. Al igual que existe el corrector ortográfico en nuestro procesador de textos, empiezan a existir numerosas extensiones (o plugins) que ayudan en el proceso de coaching, lo que puede ayudar al coach profesional a enfocar el proceso de coaching en las áreas más relevantes para el cliente y a optimizar el tiempo y los recursos disponibles.

Como conclusión es importante tener en cuenta que la Inteligencia Artificial no puede sustituir completamente al coach y que el proceso de coaching sigue siendo una interacción humana en la que se establece una relación de confianza y apoyo entre el coach y el cliente. ¿Por cuánto tiempo? Bueno, recuerden la expresión, “Nunca digas nunca jamás“.

Pedro Amador

Conferencista Internacional y Consultor de Estrategia en Marketing Digital


ebook coaching

Escrito por Josepe Garcia
Creador del programa Vivir del Coaching

La guía para empezar tu negocio de coaching

¿Ya llevas un tiempo con tu negocio de coaching (coaching ejecutivo, coaching organizacional, coaching de equipos, coaching empresarial,…) pero sin obtener grandes resultados?


Descubre los 10 ERRORES más frecuentes cuando montas tu negocio de coaching y CÓMO EVITARLOS.