Nos pasa a todos. Incluso si te encanta tu trabajo, dejar de lado la paz del verano (incluso si has estado trabajando) puede ser abrumador, porque de repente, las cosas se “vuelven serias” de nuevo en septiembre.

Por una parte es así y por otra no. Y a lo que este post está dedicado es a la forma de volver a empezar con confianza y paz (incluso si secretamente no lo deseas).

Yo siempre me decía cosas como “voy a estar seriamente ocupada”, “voy a tener que trabajar a tope”, etc. Y claro que hay algo de verdad en ello, porque es como si el mundo entero se despertara de nuevo en septiembre y la carga de trabajo casi siempre se acumula.

Pero tal vez esta “auto-preparación” tratando de anticipar y prepararme para todo, no era la más útil.

Sí, las cosas vuelven a agitarse. Pero es lo que hemos estado haciendo desde siempre. Lo que significa que este no es nuestro primer rodeo y sabemos lo que estamos haciendo.

Leer más…